El Balantiocheilos melanopterus o “Tiburón Bala”, es uno de los peces más populares dentro del mundo de la acuariofilia de agua dulce. Es muy popular debido a su gran parecido con algunas de las especies de tiburones que podemos encontrar en los océanos.  Comenzó a importarse por primera vez en el año 1955. Es de la familia Ciprinidae y del orden Cypriniformes. Es originario del sudeste asiático y suele habitar en las cuencas de los ríos Mekong y Chao Phraya.

Lamentablemente a día de hoy es muy complicado encontrar ejemplares en estado salvaje, por lo que fue incluido en la lista roja de IUCN desde el año 1996. La forma de su cuerpo es fusiforme, lo que quiere decir que su tamaño es proporcional al de sus aletas. En estado salvaje puede llegar a alcanzar los 40cm de longitud, aunque en un acuario raramente supera los 20cm de tamaño.

Es característico además de por su forma, por su coloración, la cual es de un color plata brillante, mientras que cuenta con varias franjas negras perfectamente definidas en la parte exterior de todas sus aletas. Es muy complicado diferenciar los machos de las hembras, y aunque los ejemplares sean adultos, sigue siendo una tarea muy difícil. Podemos decir que la única diferencia de las hembras con respecto a los machos, es que estas suelen tener el vientre algo más abultado y redondeado.

Comportamiento

Es una especie muy pacífica y no atacará a ningún otro pez, por lo que es ideal para ser mantenida en un acuario comunitario. Sin embargo, su natación suele ser muy nerviosa, lo cual no es recomendable para otras especies más tranquilas como pueden ser Escalares o Discus. Deberemos tener cuidado ya que en muchas ocasiones, debido a su comportamiento nervioso, puede ser atacado por laberíntidos o cíclidos.

Compatibilidad

Es compatible con casi cualquier tipo de cardumen como Guppys o Tetras por ejemplo. Puede ser mantenido junto a casi cualquier especie exceptuando las que necesitan “tranquilidad” como son los Discos o Escalares que hemos mencionado anteriormente. Aunque llega a alcanzar un tamaño bastante importante (20cm), no habrá riesgo de que devore a cualquier otro espécimen de nuestro acuario.

Acuario

El acuario deberá de ser mínimo de 50 litros para que el Balantiocheilos melanopterus pueda crecer sin problemas de espacio. Debemos tener cuidado de no dejar la tapa del acuario abierta ya que es una especie que en muchas ocasiones puede saltar fuera del agua. El acuario no deberá estar plantado densamente y lo ideal es dejar casi la mitad libre o con muy poca decoración (ya sean raíces, rocas o plantas) para que pueda nadar libremente. También agradecerá tener algún tipo de planta flotante.

Alimentación

Es una especie omnívora, por lo cual, aceptará casi cualquier tipo de comida ya sean escamas disecadas o alimento granulado comercial. También será muy bueno para que puedan crecer fuertes y sanos, el ofrecerles cada ciertos días un poco de alimento vivo congelado, como larvas de mosquito rojo o artemía.

Reproducción

Su cría en cautividad es de las más complicadas de conseguir, además, los criadores profesionales no suelen dar muchos datos sobre ella. Lo mejor para intentar reproducir al Tiburón Bala, es usar un acuario de cría e introducir una pareja. Aumentaremos para ello la temperatura a 28/29º y controlaremos frecuentemente a los dos ejemplares para que al realizar la puesta, separar tanto al macho como a la hembra para que no los devoren.