La Caridina gracilirostris es una pequeña gamba que pertenece a la familia Atyidae y es del orden Decapoda. En España se la suele llamar Caridina pinocho, mientras que en Alemania se la conoce como Rote NashornGarnele. Algunas personas la siguen denominando como Palaemon scarletti, pero es un nombre obsoleto y que está en desuso. Se caracteriza por tener un rostrum muy alargado, dentado por ambos lados y de color rojo. Su cuerpo es cilíndrico y se estrecha progresivamente hasta la cola.

A excepción de su rostrum de color rojo, el resto de su cuerpo es transparente y este se vuelve de un color lechoso cuando están a punto de realizar la muda. Los machos suelen alcanzar un tamaño mayor con respecto a las hembras, ellos pueden alcanzar los 5 cm mientras que las hembras en raras ocasiones sobrepasan los 4 cm. Exceptuando el tamaño cuando son adultas, es muy complicado distinguir los machos de las hembras. Los pleópodos de las hembras son de mayor tamaño para poder albergar los huevos.

Comportamiento

Es una de las gambas péquelas más activas que podemos encontrar. Tiene una forma de nadar muy peculiar (parece dar saltos en el agua) y es recomendable mantenerla en grupos de bastantes individuos (a partir de 10 como mínimo), de lo contrario, se volverá muy tímida y será muy complicada verla. Es completamente pacífica y compatible con una gran variedad de peces e invertebrados.

Compatibilidad

Al igual que el resto de gambas de la familia Atyidae, deberemos de tener presente, que muchos peces son devoradores de pequeños crustáceos, por ello, tendremos que tener muy claro cuáles son las especies compatibles con la Caridina Gracilirostris.  En general, cualquier tipo de cardumen de pequeño o mediano tamaño serán compatibles como por ejemplo los Tetra NeonGuppysMollys o Nannostomus eques. Además, también pueden ser mantenidas junto a peces de fondo de pequeño tamaño como son los Ancistrus sp. Por otra parte, no hay problema en tenerlas junto a los Caracoles Manzana. Incluso, podremos verlas como se suben a la concha de estos caracoles para limpiarlas de algas.

Acuario

A diferencia de otras Caridinas, recomiendo mantenerlas en un gambario específico o en un pequeño acuario de 30 litros con pocos peces, aunque como bien he dicho en el apartado de compatibilidad, pueden convivir perfectamente con un montón de especies distintas de peces. Las plantas que más le gustan a este tipo de gambita son el musgo de java, RicciaCladophora y Monosolenium tenerum, entre otras. No es estrictamente necesario dejar un espacio libre para que puedan nadar libremente, aunque es lo más aconsejable, por ejemplo, tener ambos lados del acuario densamente plantado y en el centro un pequeño espacio para que puedan nadar si así lo desean.

Alimentación

Comen casi cualquier tipo de alimento para peces, ya sea escamas disecadas, granulado, comida congelada o papilla. Por otra parte, comerán cualquier alga y plantas en descomposición que encuentren por el acuario. Si las mantenemos exclusivamente en un gambario o en un acuario comunitario con bastantes peces es aconsejable darles verduras hervidas por lo menos una vez por semana.

Reproducción

Es algo complicada ya que deberemos tener dos acuarios para conseguir que se reproduzcan. Las larvas deberán estar en agua salobre durante los primeros pasos de su desarrollo. También cabe destacar que una vez es adulta, soporta perfectamente estar en aguas salobres. Una vez tengamos una hembra con los huevos preparados para eclosionar en su interior la introduciremos en un acuario de cría. Una vez expulse los huevos, retiraremos a la hembra y añadiremos sal marina sin yodo en una proporción de 30 gramos por cada litro de agua del acuario. Deberemos tener cuidado con el filtro para que no absorba a las crías, por lo que lo mejor será utilizar un filtro accionado por aire. En cada puesta se suele haber entre 300 y 500 huevos. Una vez eclosionen los huevos, deberemos alimentar a las crías con infusorios en las primeras semanas.

Una vez alcancen un tamaño de unos 5 mm podremos volver a depositarlas en el acuario inicial de agua dulce pero de manera progresiva. El índice de supervivencia de cada puesta es realmente bajo, de ahí, que suelan poner una media de 400 huevos en cada puesta.