Coincidiendo con la época en la que la mayoría de trabajadores suelen coger sus vacaciones, he visto conveniente realizar un artículo para tratar un tema que suele preocupar a cualquier propietario de un acuario, ya sea grande, pequeño, mediano… Es el mantenimiento del acuario durante nuestras vacaciones. En el caso de que no te vayas a marchar de viaje o a otra ciudad, pues lo tienes bastante fácil ya que sólo debes controlar si las tiendas de animales de tu ciudad van a cerrar por vacaciones y comprobar que durante ese periodo no te va a faltar alimento o productos para el cuidado de tus peces.

Por otra parte, algo bastante común es el marcharnos a pasar un fin de semana al campo o la montaña, en ese caso también lo tendremos bastante fácil, ya que basta con comprar un temporizador para programar el encendido y apagado automático de la luz del acuario y utilizar el alimento para fines de semana que muchas marcas venden. Suelen ser unas pastillas de tamaño medio que se quedan en el fondo del acuario y los peces las mordisquean cuando están hambrientos.

Sin embargo, si vas a estar más de una semana fuera de casa ya la cosa se complica. Deberemos bajar unos grados el calentador de agua por si se da el caso de que alguno de los días en los que no estamos presentes suben las temperaturas por consiguiente, el agua del acuario se calienta en exceso (esto produce la aparición de algas y que los peces tengan dificultades para respirar). Una vez listo el calentador del acuario, ya solo deberemos utilizar un temporizador para la luz del acuario y un dosificador de alimento automático. En mi caso, yo sólo he utilizado los llamados dosificadores de alimento analógicos y aunque he recibido buenos comentarios sobre los electrónicos, todavía no he probado ninguno ya que los resultados que he obtenido son muy buenos.

Ahora bien, si vamos a estar entre 3 y 4 semanas fuera de casa, lo más recomendable es realizar un cambio parcial del 20% del agua dos días antes de marcharnos (por si tenemos que utilizar algún producto para modificar alguno de los valores del agua) y seguir todas las pautas comentadas anteriormente. Además, si se trata de un acuario comunitario con bastantes peces aparte de utilizar el dosificador de alimento automático también aconsejo usar alguna pastilla de alimento para vacaciones ya que como vamos a estar bastante tiempo fuera de casa, más vale que por unos días, sobre un poco de alimento.

Una vez de regreso a casa, deberemos de realizar otro cambio parcial de agua, sifonar el fondo del acuario y volver a medir los parámetros del agua para comprobar que todo está correcto y que no hay ningún exceso de nitratos o pH, por ejemplo. De todas maneras, aunque a día de hoy existen diferentes productos y aparatos para “automatizar” el mantenimiento de un acuario, siempre aconsejo que si contamos con un familiar de confianza, este visite una o dos veces por semana nuestro acuario para comprobar que todo está correcto y evitar posibles sustos de regreso a casa.

Por cierto, a modo de anécdota, un amigo se marchó de vacaciones y durante su ausencia, hubo un corte de luz en la ciudad y por lo visto, el filtro no volvió a funcionar cuando volvió la luz. El resultado, todos sus Discus muertos al regreso a casa.