El mundo de la tecnología y las telecomunicaciones no se detienen, mas solo observan en silencio sus logros cada día. Las empresas buscan incansablemente nuevas propuestas que puedan más que innovar, satisfacer las necesidades de sus clientes en lo que respecta a comunicación, es por ello que el hablar de centrales telefónicas es un tema muy profundo a tratar.

Cuando se adquiere un equipo, lo que más se desea es que este logre realizar y resolver los problemas que existen, sin embargo; estas expectativas no logran llegar al 100%, este número varía considerablemente según la implementación, marca, modelo y elementos electrónicos con lo que fue desarrollado dicha central telefónica, por lo cual se ve la necesidad de implementar sistemas que sean más efectivos y resolutivos.

Las grandes demandas han creado las famosas centrales virtuales muchos también las llaman PBX, este sistema consiste en migrar todo su sistema digital o analógico a un sistema IP; el cual no solo le permite cargar llamadas de voz, sino; un número indeterminado de funciones como re direccionamiento de llamada, llamadas en espera, conexión con sistemas móviles, datos, video, Internet y mucho más; es realmente excelente un sistema completo a todo nivel.

En cambio las centralitas análogas tienen un sistema muy básico de trabajo de conmutación, aunque en su configuración pueden hacer re direccionamientos; sus funciones son muy limitadas y la red colapsa con el aumento de abonados; recordemos que este medio es físico por medio de cable de cobre; mientras que las centrales virtuales lo realizan en el espacio virtual con un cero costo de implementación.

La diferencia es clara y evidente la central telefónica virtual brinda muchas funciones alternas a la de solo llamadas que brinda la central telefónica análoga; entre sus funciones con más fuerza es la telefonía IP y el accesos a Internet; sin duda, un plus que a más de uno les interesa adquirir.