Teoría, Patología, Terapéutica, Formación, Estrategias y Recursos para el quehacer en Fonoaudiología
 
 

Lecto-escritura en niños con trastornos fonológicos.

Junio de 2016
Los Trastornos fonológicos pueden darse tanto en niños con TEL, como con cualquier otra dificultad o discapacidad. Pueden darse de manera aislada o en combinación con otra dimensión lingüística ( semántica- morfo-sintáctica-pragmática) u otras alteraciones cognitivas.
Según la modalidad del trastorno fonológico que el niño presente, van a ser las probables dificultades a la hora del aprendizaje de la lecto-escritura.

Cuando la afectación es de la dimensión fonológica, la probabilidad de dificultad de lectoescritura es mayor en los primeros pasos del aprendizaje de la misma.
Partiendo de una buena investigación fonológica (repertorio fonológico positivo o negativo, Teprosif, Registro fonológico inducido) podremos determinar la presencia o ausencia de cada fonema en repetición de sílabas, los procedimientos de simplificación fonológica y la modalidad de los mismos( si están retrasados o si están desviados), si son consistentes (se dan siempre igual) o inconsistentes (se dan con variantes: en una ocasión el niño dice: ¨muerme por duerme¨ y en otra ¨luerme por duerme¨).
Muchos niños con serios trastornos fonológicos tienen buen desempeño en las actividades de conciencia fonológica. Pueden segmentar las palabras (separar en sílabas, contar las sílabas)o aplicarles operaciones de omisión ( ¨si a la palabra pelado¨, le quito la sílaba ¨pe¨ ¿qué me queda?), de sustitución ( si a la palabras ¨mas¨le cambio la /s/ por la /r/ qué palabra formo?)En estos casos la dificultad mayor generalmente se da en la conversión grafema- fonema en el marco de las palabras. Cuando existan procedimientos de simplificación: sustitución, omisión, asimilación o metátesis, el niño podrá decir ¨pela¨por ¨pera¨y lo va a escribir así aunque pueda identificar cada fonema con su grafema
en forma aislada o silábica.
También van a tener dificultades si no pueden discriminar los fonemas según sus rasgos (ej. diferenciar entre ¨Coro y codo¨). En este caso una sólida ruta fonológica y la conversión grafema-fonema, va a ser un apoyo de importancia tanto para la intervención fonológica como para la lecto-escritura.
En los niños con errores consistentes,va a ser más fácil focalizar en los síntomas y trabajar según las regularidades que presenten ( ej. fricatización en diferentes fonemas porque el niño los oclusiviza ). Los errores inconsistentes son más difíciles de abordar por la complejidad del cuadro y habrá que usar métodos de palabras completas para luego realizar procedimientos de análisis sobre ellas.
Cualesquieran sean las dificultades siempre me ha resultado de utilidad ir presentando durante la intervención (según las posibilidades de los niños desde los 4 ó 5 años), las sílabas escritas.
Utilizando inicialmente una sola tipología de letras, y en cartones que permitan la movilidad de los mismos, se busca ir armando las sílabas y luego aplicarlas a algunas palabras en su posición inicial o final , para luego ir yendo a la palabra completa cuando sólo sea posible, es decir cuando haya aprendido de manera sistemática todas las sílabas que componen la palabra. También acompañar la sílaba con alguna seña que refuerce la vía de entrada (Monfort).
Como recursos son útiles cartones con sílabas movibles para poder armar las palabras realizadas siempre con las sílabas que ya están fijadas como tales.
Elegiremos inicialmente aquellos grafemas que tienen una sola representación fonológica o viceversa y también aquellos que no le generan conflicto al niño para luego pasar a los dificultosos ( dobles sonidos (/g/ /j/; /s/ /c/ ; , dobles grafemas (/ll/ /rr/).
Considero desestimar los métodos constructivistas por el peligro de la fijación de los errores. Tal como dice Marc Monfort (2004), la metodología tiene que ser: sistemática, de lo más fácil a lo más difícil ,gradual, explicitando cada dificultad (Ej. iniciar con sílabas directas, para pasar luego a las inversas o a las mixtas).
Según el niño, este aprendizaje puede llevar varios años, pero los niños grandes están muy motivados generalmente para realizarlo. Ponen dedicación porque ya tienen conciencia de la necesidad de este instrumento, para comunicarse e incluirse socialmente.

MONFORT, MARC; JUAREZ, ADORACIÓN. ¨Leer para Hablar¨. Entha Ediciones, 2004
YGUAL, A.; CERVERA, JF. Valoración del riesgo de dificultades de aprendizaje de la lectura en niños con trastornos del lenguaje. Revista de Neurología Clínica, 2001(1), 95-106
Trastornos del habla y dificultades de aprendizaje de la lectura y escritura. José Fco. Cervera.

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Dra Ana María Aizpun

Fonoaudióloga. Mg Sc en Psicología Social UNMDP, Dra. en Psicología USAL
Fonoaudióloga de Cepfa, MDP.Ex prof. Adjunta en Neuropsicología Fac. de Psicología UNMDP Prof. Intercampus U. P. de Salamanca Autora de publicaciones y libros Premiaciones a la Trayectoria , AMFO y CPFGOS Prov. Bs. As. y Cámara de Senadores Pcia. Bs. As.

 
 

Quiénes Somos

Esta página está desarrollada por un grupo de profesionales del área del lenguaje y la comunicación con el fin de difundir trabajos terapéuticos, capacitaciones y diversos recursos para la adquisición del lenguaje.
ver más...