A la hora de aprender un idioma nuevo, siempre tendemos a buscar ‘atajos’ que faciliten la construcción de oraciones con estructuras conocidas. Esa es la razón principal por la cual tendemos a pensar que, si una expresión significa en castellano una cosa, necesariamente tiene que reflejar lo mismo en inglés, por ejemplo. Pero no, la mayoría de las veces no es así.

Leer más