La actual crisis energética es solamente un llamado más para dar un impulso serio y decidido a las energías alternativas, que entre otras cosas no dañan al medio ambiente.

A estas iniciativas se les conoce como Proyectos de Desarrollo Sustentable y principalmente se les identifica porque no alteran el medio ambiente, son fuentes de trabajo o implican prosperidad para la región en que se desarrollan y ofrecen un beneficio generalizado para la población, no solamente para un grupo reducido de gente.

La idea que más se ha ido desarrollando en varios lugares del planeta es el generar energía eléctrica a partir de la luz solar y posiblemente se deba una vez más a que la exploración espacial hace uso de ello.

Existe una gran cantidad de lugares en el planeta que tienen una exposición al sol privilegiada y se puede utilizar esta energía para reducir la generación de energía no limpia o bien tenerla en lugares apartados, en donde es difícil llevarla de otras partes.

Las granjas eólicas permiten generar energía eléctrica a partir del viento.

Los lugares en donde el viento sopla de forma constante y de manera regular se encuentran en todo el mundo.

Estas granjas se han instalado incluso en mar abierto, como las del Reino Unido, en donde se produce el 17% de la energía eléctrica que se consume y al igual que en el caso de la energía solar, una vez instaladas el insumo para que funcionen es gratuito.

Otra de las fuentes de energía limpia es la energía geotérmica, que utiliza fuentes de vapor del subsuelo para extraerlo, impulsar turbinas para generar la energía eléctrica y devolverlo a las capas del subsuelo.

Esta es posiblemente la alternativa que mejor se ha desarrollado en nuestro país, pues en Baja California se creó la Planta Geotérmica de Cerro Prieto, siendo la tercera más grande en el mundo.

Existen otras formas de generar energía eléctrica, como puede ser la que usa las mareas para generarla a partir de presión hidráulica.

Pero la generación de energía eléctrica no es la única forma de crear proyectos de desarrollo sustentable.

Existen proyectos de Agricultura Ecológica, en los que la siembra tiene como prioridad proteger los suelos, el agua y el clima, reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero y evitando el uso de productos químicos o de ingeniería genética.

La basura es otro nicho en el cual se pueden desarrollar proyectos de este tipo.

La separación de los desechos es vital para pensar en un proyecto relacionado con ella, pues los desechos inorgánicos pueden reciclarse o disponer de ellos adecuadamente.

Los desechos orgánicos permiten la creación de fertilizantes de forma natural y durante este proceso se genera gas natural que se puede usar en vez del gas obtenido a partir del petróleo.

Un último ejemplo es el que nos da la compañía Maersk, construyendo los barcos de transporte de contenedores más grandes del mundo junto con la compañía coreana Daewoo, los cuales emiten menos del 50% de los contaminantes que emiten barcos más pequeños.

Este caso es muy importante, pues la industria de transporte marítimo es una de las principales responsables de la contaminación en nuestro planeta.

El principio del nuevo camino a seguir ya está trazado y se irá descubriendo mucho sobre la marcha, solamente queda que todos nos sumemos a este esfuerzo y cuidemos el lugar en donde vivimos.